Alimentación

La alimentación básica de los agapornis, es relativamente sencilla.

Se compone de una mezcla de semillas, compuesta por alpiste, mijo blanco, mijo amarillo, mijo rojo, cañamón, avena y trigo sarraceno.

Además del las mixturas de semillas, deberémos proporcionar a nuestras aves frutas y verduras.

Una de las mejores verduras que podemos proporcionarles, es el brócoli, por sus exelentes propiedades nutritivas.


También les podremos suministrar, acelgas, lechugas, escarola, espinacas, zanahorias, manzanas, pera, maiz dulce y prácticamente, cualquier tipo de fruta y verdura a la que acostumbremos a comer a nuestras aves, pero nunca en exceso, pues podría provocarles diarreas y en época de cría es un alimento pobre en proteinas.

 

El hueso de sepia (o jibia), no lo consideraremos un alimento en si, sino un complemento que proporcionará a nuestros agapornis un aporte extra de calcio, especialmente en la época de cria.

Podremos apreciar como los roen con avidez, sin embargo, no debemos confiar el aporte de calcio exclusivamente a este elemento.

Al igual que el calcio que los humanos adultos aprovechamos de la leche es mínimo, lo mismo les pasa a los agapornis con estos huesos de sepia. El mayor aporte de calcio, lo obtendrán de las semillas que componen su alimentación y muy en especial de las verduras, de ahí su gran importancia, especialmente en la cria.

Alimentación papilleros (por Manel aviario Alexia )

                     CARACTERISTICAS DEL PAPILLERO:

Para empezar con la alimentación a papilla de nuestro agapornis es recomendable sacarlo del nido
a los 20/25 días de vida aproximadamente, con menos edad el pollo es demasiado débil y con más edad, se hace más dificultoso, desde no
aceptar la papilla, a tener miedo al dueño.
  Sobre los 40 días de vida llega un momento crítico en la vida de un papillero, se producen grandes cambios alimenticios, donde las tomas se deben ir reduciendo paulatinamente hasta 1 ó 2 al día (aprovechando el principio y final del día, lo que conlleva una diferencia entre tomas de aproximadamente 12 horas), a partir de entonces, es el momento de trasladarlo a una jaula y se le facilitará un recipiente con agua y otro con mixtura especial para agapornis  (recomiendo facilitarles las pipas por separado, por su alto contenido en grasas).
Según aumente la ingestión de alimento sólido por el agapornis, él  mismo irá cada vez aceptando menos papilla hasta que no requiera la alimentación por la misma y te la rechace (aprox. a los 50-55 días de vida).

                                 COMO EMPAPILLAR:

Desde que empiezas a empapillarlo y hasta que es capaz de alimentarse con la mixtura o piensos la papilla con la que se le alimenta le proporciona todos los nutrientes básicos y necesarios para el desarrollo y correcto crecimiento del polluelo.

Aspecto de la papilla como de yogurt líquido, ni muy densa, ni demasiado liquida. Y debe dejarse sin ningún grumo. La temperatura debe ser templada, alrededor de 37ºC, la fría no estimula el sistema digestivo y la caliente puede quemar el buche del pollo.Las tomas se le darán al polluelo cuando ya se le aprecie el buche totalmente vacío (aprox. cada 4 horas), no siendo necesarias por las noches, pero siempre intentando dárselas a primeras horas del día y últimas de la noche. Si en más de esas horas indicadas el polluelo presenta todavía el buche con comida, entonces se le habrá provocado una compactación de buche.Nunca guardar papilla preparada para otros días, ni para la siguiente toma. La papilla fermenta y puede provocarle daños al polluelo, así que mejor preparar la toma en el momento y lo que sobre tirarlo. Por ahorrarte unos céntimos la vida del polluelo puede correr serios riesgos.

                       CANTIDAD Y TOMAS ORIENTATIVAS:

  La cantidad de mililitros que tomará el pequeño, tanto como el número de tomas al día que deberá tomar, son orientativos y dependen de cada pollito, ya que cada pollito es diferente, pero aunque sea orientativo hay unas medidas para orientarse:

-

Entre los 20 y los 30 días debe tomar al menos 4 tomas al día de 4 a 5 ml.
Un horario podría ser por ejemplo a las 8h, a la 13h, a las 18h y las 24h.
- Entre los 30 y los 40 días, 3 tomas al día de 6 a 8 ml.
  Por ejemplo el horario podría ser a las 8h, a las 16h y a las 24h, se le puede dar mijo probando.
- Entre los 40 y 50 días 2 tomas al día de 8 a 10 ml.
Por ejemplo un horario es de 8h a 24h. Se les puede empezar a dar frutas y verduras.
- Entre los 50 Y 60 días 1 toma al día por la noche

Lo ideal es que ésta toma de refuerzo sea por la noche a las 24h y que coma lo que desee.

                                 IMPORTANTE:

Comprobar que el buche este vacío o casi vacío antes de darle la siguiente toma.
No administrar más papilla si el buche del pájaro se endurece demasiado debido a la cantidad.
Hacer la papilla justa para cada toma ya que lo sobrante debe tirarse.